Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Tras la Puerta – por Cristina Pastor Sáez (Alicante)

Ya habían pasado cinco años desde que rompió con Carlos, había sido su tercera decepción. Por qué todos los hombres tienen que ser tan desleales? ,Ya los veía como seres no aptos para perder ni un minuto de su vida. Se crispaba en cualquier conversación de amigas donde se hablara de ellos. Para alguna de sus compañeras se comportaba como una amargada, pero no era así, simplemente había perdido toda confianza en el sexo opuesto y tenía claro que íba a mantenerse siempre lejos, casi se podría decir que sentía repulsa. Un día estaba trabajando en casa on line, no se encontraba bien, tenía alergia a los árboles de la plaza de en frente. De repente vio un anuncio; una chica ofrecía su casa temporalmente ( un mes) en un pueblito de montaña a cambio de otra en Barcelona, se quedó pensativa, nunca había salido del asfalto. Justo cuando iba a cerrar el portátil tomó la decisión: me voy una temporada , si, me voy, así alivio mi puñetera alergia y casi sin pensarlo se encontró en el autobús camino al pueblo. La casa no era grande pero era de madera por dentro y eso la hacía especialmente acogedora, no había pasado un par de horas cuando oyó aporrear la puerta, abrió extrañada, un hombre alto, moreno, muy atractivo le sonreía de manera muy pícara, antes de que pudiera abrir la boca, la besó, quiso poner resistencia pero no, se abandonó como nunca habría imaginado, el la cogió por la cintura y la llevó a la cocina poniéndola encima de la encimera, ella seguía sin resistirse, la besó con una ternura apabullante, se deslizó por el cuello hasta llegar a sus pezones, y continuó tomándose su tiempo por su ombligo, y así hasta llegar donde ella más ansiaba, no podía creerlo!!!, la excitación era máxima, casi se mareaba, finalmente la penetró y salió de su boca un gemido que hasta ella misma no se reconocía, llegó al punto culminante, Diiiooooss!! Las piernas le temblaban, nunca había vivido algo semejante!. Notó la luz entrar por la ventana y abrió los ojos, miró con cierto temor a su lado, no había nadie. Vaya, había sido un sueño?,si eso parecía, estaba aturdida. Sonó su móvil, era su amiga Carla. Hola Ana que tal? Como has pasado la noche?, No tienes nada que contarme?. Perdona?: le dice Ana……….

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: