Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Santa Colomba de Somoza, Sembrando palabras – por Héctor Alfredo placenti (Argentina)

Vuele con la seguridad de un  pájaro Carpintero.  Escuadre el itinerario,  y clave las alas en las nubes del cielo, para no despegarse hasta aterrizar en la zona mansa de la  maragata, en Santa Colomba de Somoza. Llegará firme como rulo de estatua. Congelado por las alturas. Para entrar en calor, siembre.

Dele curso a una aventura más, desenrolle el rollo. Desarrolle  para alegrar a la gente de una zona hermosa, como la doncella que persiguen en sus sueños. Active neuronas. Perciba aromas. Evoque.

Erotice. Porque por algo tuvo la oportunidad de asistir a las clases magistrales de la Universidad Popular de Wilde. Dónde el profesor Vicente Arquímides Tadeo, además de enseñar electricidad y reparación de limpiaparabrisas de submarinos, daba clases especiales de “Levante &  Arte de Amar, Andante…”

“Simpatía y seducción son la solución para salir de la pobreza. Proeza que hay que practicar para saber disparar y dar en el blanco. La seducción,  es el arma que  deben emplear en estas lides. Batallas duras camas blandas. Siguiendo siempre el avance conquistador de nuestros ancestros, debemos hacer centro, en el corazón latiente de una bella dama. Que merece ser seducida,  conducida por los caminos que Cupido, señala con sus flechas. Cuidado. Con paciencia, con suavidad y decoro. Marcaba nuestro diestro educador siempre dispuesto a dibujarle la luna en un trozo de papel, a las doncellas más bellas,  apetecibles y jugosas. No puedo prometerte llevarte a la luna. Pero puedo imaginarla, y dibujarla  para vos. Porque para voz, no hay como la mía. Tengo registro de tenor.  Nos enseñaba a utilizar las tácticas para un futuro encuentro íntimo que nunca llegaba. Casi siempre, se nos explotaban los cartuchos en las manos. Cosas que pasan. Impericia, o prisa juvenil.

En viaje realizado con el catedrático, hacia la Capital Provincial del Carnaval Artesanal de la Provincia de Buenos Aires, en  noche de corsos, en un lejano Febrero del 78.  El educador  quedó herido. Prendado de hermosa ‘Reina” que viajaba en un camello. Hubo chispazos, una carta. Muchos deseos. Jamás, un encuentro. El escriba lo acompañó en esa aventura, como en tantas otras. Fiel discípulo.

Pasaron más de cuatro décadas. Cuando el decano de la Universidad, Alberto Fernández, encontró  una carta sepia, guardada en un libro. Le agradó la historia y  propuso al escriba, la función de ubicar a la señora y actuar firme en cualquier terreno.  Sepa que llegará al municipio de León para cumplir el último deseo del profesor Vicente Arquímides Tadeo. Deberá seducir  por el Camino de Santiago, a la  paseante leonesa, que siempre quiso coronar, y por distintas circunstancias de la vida,  no pudo. Jamás la olvidó.  Vaya cautive, haga lo suyo, siembre en su vientre, pinte un noviembre. Intente. Diez días camino el escriba con la dama bella, bajando por los caminos religiosos. Frenando  en distintos paradores, contemplando la belleza del paisaje. Cenando, almorzando, bebiendo buenos vinos.  Avistando raíces. Al  regreso, lo intima el decano. Cuente algo de ese ardiente encuentro.  Pudo poner en práctica todo lo enseñado. ¿Hubo contacto  con tacto fino? Usted, seguramente habrá sido una fiera sembrando. Cómo aprendimos señor. Solo relaciones orales. Sembramos palabras. Hablamos mucho…

Un comentario sobre “Santa Colomba de Somoza, Sembrando palabras – por Héctor Alfredo placenti (Argentina)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: