Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Remolino de Pasión – por Magda García López (Barcelona)

Sonreía sintiéndose libre y atractiva sin ropa interior. Desayunando en su terraza, lucía un escotado vestido veraniego a juego con su dorada melena rubia recogida para sosegar el sofocante calor. Oyó un coche. De él bajó un apuesto joven de la empresa del parque eólico de Argañoso, cerca de Lucillo.
Se saludaron escuetamente y cada cuál prosiguió con su quehacer.
Más tarde, cuando Maribel salía del Ayuntamiento, se topó de nuevo con Javier. Reconociéndose, intercambiaron algunas frases constatando una reciproca atracción sexual. Quedaron en verse más tarde, para tomar un café y visitar luego un molino eólico dado que ella reconoció no haber estado jamás en uno de ellos. Así fue que, Maribel y Javier, dos extraños horas antes, salieron del café del pueblo sentados en la cabina de una furgoneta rebosante de alta tensión sexual. La situación se precipitó por el estío y las sonrisas de conchabanza. El vestido revoloteaba dejando entrever los atributos de Maribel, mientras atravesando parajes de cereales se sintieron especialmente excitados. Sus cuerpos jóvenes desprendían partículas aromáticas de ducha reciente, de melena húmeda de frutos tropicales, de suave piel femenina absorbiendo crema hidratante y de mejillas masculinas con agradable fragancia de bálsamo de afeitado y virilidad desbordante flotando en el ambiente.
Llegados al molino, constataron que el bochorno de la tarde aflojaba. Se otearon con complicidad. Ella lucía una seductora lencería que él intuyó bajo el vestido y cuando montó los peldaños ante él, comprobó que el conjunto de
ropa interior era atrevido y elegante al mismo tiempo. Sintió mayor deseo, si cabe hacia ella a medida que iban subiendo más y, llegados arriba, sin siquiera cruzar una palabra, se abrazaron y besaron apasionadamente con los campos de Castilla, al fondo, como testimonio. Sus cuerpos se solaparon con desenfreno y los cereales contorneándose al ritmo de la pasión, con el viento girando las aspas a la sazón, se entregaron uno a otro, con la cabina protegiéndoles de miradas curiosas de los vecinos del pueblo.
Una cita inolvidable, un paréntesis de felicidad en sus vidas, con el placer y la fantasía reinando hasta bien entrada la madrugada, con las estrellas y la Luna como testimonio a su pasión. Cuando bajaron de la torre, cruzando de nuevo
los campos sembrados, de vuelta al pueblo de Santa Colomba de Somoza, ambos se sintieron felices y pletóricos. Aquel paraje rural de León les había propiciado dejarse llevar por un remolino de pasión insólito y quizás irrepetible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: