Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Recuerdos – por Neus Verdager Pagès (Gerona)

Cerró la puerta tras despedir a los vecinos que la habían acompañado y arropado durante los tres días anteriores. Había llegado el momento de enfrentarse, por primera vez y sin atenuantes, a la soledad más profunda. Eduardo yacía bajo la vieja encina del cortijo para siempre y ella debía empezar a familiarizarse con su nueva vida lo antes posible. No quería dar pena ni ser una carga para nadie.
Preparó una infusión y se sentó en el sillón que siempre ocupaba su marido. Pensó en la opresión en el pecho que no cesaba. Se levantó de nuevo y abrió la vieja caja de metal llena de fotografías que repasaban juntos día tras día. Desde que el Alzheimer le había robado la memoria a Eduardo, las instantáneas en blanco y negro que almacenaba la vieja caja le prestaban pequeños momentos de lucidez.
Entonces la vio: la primera foto. La foto de su primer paseo juntos. Ella era una chica de ciudad que había caído en el pueblo casi por casualidad..
Se conocieron la noche anterior en la fiesta del pueblo y, al día siguiente, Eduardo fue a buscarla a la casa donde se alojaba. Sonríe al pensar en su sorpresa al ver
que él había adivinado su paradero. En los pueblos no hay secretos, dijo divertido.
Caminaron hasta llegar a una colina desde la que se divisaba el pueblo a lo lejos.
Eduardo le tocó la pierna al sentarse. Fue apenas un ligero roce pero ella sintió erizarse todo el vello de su cuerpo. Le miró intensamente y le acarició el pelo. Sus labios se acercaron poco a poco y ella paseó la mano por su nuca primero para bajarla después por el pecho hasta llegar a la cintura y notar su miembro a punto de estallar. Fundieron de nuevo sus bocas y sus lenguas se encontraron y empezaron a bailar.
Ella se tumbó sobre la hierba suave. Él, coló una mano bajo su falda y le acarició ligeramente hasta hacerla jadear. Eduardo, la miró y le pidió permiso para seguir.
Ella le contestó que era la cosa que más deseaba en el mundo y le rogó que no parara. Al mismo tiempo, le desabrochó el pantalón y metiendo la mano dentro, empezó también a acariciarle. Él, le abrió la camisa hasta dejar al descubierto sus pechos y los lamió con avidez, deseoso de darle placer. Estuvieron largo rato mirándose, tocándose y disfrutando de sus cuerpos que apenas se estaban descubriendo.
Llegaron al clímax cuando las campanas del pueblo anunciaban las doce. Siempre recordaron ese pequeño detalle de su primera vez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: