Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

“Que la Ilusión y los Sueños Puedan Más que la Fantasía”-Checavsky – por Alberto Velasquez salas (Colombia)

Cae la noche anhelando la llegada de mi amada, una sombra espía tras la cortina y enseguida el sonido de la puerta anuncia su llegada, la brisa de su presencia me acaricia y se desliza como el viento entre mi cabello; Esta acá, su fragancia invade esta vieja choza, la veo en mi cuarto, sentada en mi cama, desnuda y ardiente, mi fiera dama. De la nada un beso, una caricia y una mirada como aquel día que sellamos nuestro pacto, escapar de la gente, y que cuatro paredes vieran como faltarnos al respeto tomara otro significado. Un pacto con impulso para cumplir nuestro objetivo… ser uno sólo. Mágicos montes de Venus, la delicia de primicia en la natural curva de su pecho, que de hecho es ese lecho, donde reposa una figura de dulzura, vil silueta en la ternura, fiel diseño que me asombra.
Sus brazos enredan mi cuello, mis manos firmes a su busto, justo a ese momento, su cuerpo en mi cuerpo, su piel en la mía, sus ojos perdidos y su alma vacía. Mis dedos de dos en dos como pinceles se deslizan en su torso, haciendo una caricia que desquicia, de manera excitante su voz fascinante
pide más y más de nuestros cuerpos, mientras un gemido gélido une nuestras gargantas gritando que somos dos locos tocando el cielo y descendiendo al infierno al mismo tiempo. Revestidos en saliva nuestros labios juegan a confundirse, encontrarse, y no soltarse, su cadera y su cintura, son las partes que se funden con mi cuerpo; Esta manifestación del placer es su esencia de mujer, la humedad de su intimidad es el febril elixir que me embriaga de romance, es vicio sin salida que sana mis heridas, solo verle me estremece, con su aroma que seduce, y el tocarle me embelese para que de su sexo abuce.
El contacto pirético de nuestros cuerpos se comparan con la lumbre y carboncillo hecho ceniza, se arrullan con el viento los arboles, que silbando entre sus hojas se convierten en cómplices del lenguaje morboso junto a la lucidez del amor, al mismo tiempo que la serenata celeste gota tras gota empapa todo el bosque, y los animales amenizan la danza de la pasión que segundos después delatan unas extremidades temblorosas por el éxtasis. La Sombra en la pared, y la esperma con su luz son únicos testigos de mi delirio, delirio mismo que noche tras noche me atrapa entre versos, mientras repito una y otra vez su nombre, maldiciendo que todo fuese otro trance con la misma ilusión.
La sueño mientras escribo y entre fantasías la percibo, tal será ese desespero por besarla y por tocarla que aún estar distante no es impedimento. Anhelo sentir su desnudes expresando el sentido que tiene la existencia en este amor demente, así detener el tiempo para quemarnos en el fuego
de nuestros sentidos y arder en los mismos besos que recorren uno a uno cada espacio de nuestra piel. El teléfono suena y la noticia no es alentadora, nuestro encuentro anhelado quedara en el olvido, un viaje al pasado y un contraste en el presente es recuerdo que divaga y pasatiempo de mi mente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: