Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Lola y el Amor – por Ángeles Gutiérrez Jiménez (Ávila)

Todo sucede una tarde de mucho calor,es un pueblo pequeño rodeado de muchos frutales y campos llenos de vida, allí viven Lola y Justino.
Su amor es un amor prohibido,tal vez por eso sus citas son entorno a la acequia.
Cada atardecer, cuando todos están durmiendo la siesta, Lola da la vuelta al pueblo, cruza la carretera dejando a su espalda al incipiente olivo prisionero en el cuadrado de piedra. Bajo la sombra de la vieja nogal detiene sus pasos, gira la cintura y mira nerviosa si desde el corredor de la casa hay alguien tras los visillos.
Nada se mueve, el cielo, cómplice, la invita a continuar. Lola deja atrás las ultimas casas y al llegar al lugar de encuentro.
A lo lejos ve a Justino, el joven más apuesto de la comarca,cabello negro rizado, con el torso desnudo y musculado la espera impaciente de deseo casi todas las tardes.
Ella no siempre aparece, así que cuando Lola llega explosiona la magia entre de dos jóvenes cuerpos ardiendo en deseos inconfesables.
Lola agitada, deseando de tocar y ser tocada por ese amor imposible rápidamente se miran como si fuera la primera vez, se olfatean tal cual si animales fueran, ese olor a limpio e inocente se mezcla con el varonil de Justino y enseguida se lanzan boca contra boca se besan, lamen cada uno de los pliegues y rincones de sus cuerpos.
Solo el río los árboles y la acequia escuchan gemidos y palabras de deseo.
Han arrojado la poca ropa que llevaban sobre de la hierba, ella un vestido vaporoso y
las alpargatas, él su pantalón de pirata y las sandalias.
Son dos cuerpos desnudos en plenitud y deseo,se acarician recorridos por un eléctrico escalofrío.
Entre jugosos frutales se entregan en un frenesí total, sus cuerpos sudan, se mojan donde los dos son un solo jadeo infinito musicado por el arrullo de la exuberante floresta.
De repente ! Lola despertó.
Tal vez tuvo el mejor sueño de su vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: