Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

La Roca de los Amantes – por Nuria Ribera Ripoll (Alicante)

Cuando Julia llegó a este bonito pueblo imaginó una vida idílica. Naturaleza en estado puro. Cinco años después siente que su vida se ha ido al traste. Se cansó de tanta paz. Dejar su trabajo y marcharse está en su mente. En el pueblo ha hecho amigos, aquí las relaciones son distintas, todos se conocen, todo se sabe y todo se oculta. No quieren que se vaya. Sin que Julia lo sepa se han propuesto dar alguna emoción a su vida y este fin de semana brilla la luna llena y la magia los envuelve.
Toman un aperitivo en el Hotelito del pueblo ¡El vino delicioso! Las botellas vuelan, hace calor y apetece beber. Julia ha tomado demasiadas copas, está mareada, sin decir nada se marcha a casa. De camino siente que alguien la vigila, mira atrás y no ve nada. Son las seis de la tarde, la temperatura aún es alta y la sombra de aquel maravilloso árbol le parece el lugar perfecto para descansar, se sienta, apoya la espalda en el tronco y se relaja. La asalta el sueño. Y a los pocos minutos, lo ve ¡Guau! Es apuesto y está ahí mismo. Guapo no, pero si interesante. Mediana estatura ¡Acaba de mirarme! Fija sus ojos en mí ¡Descarado! Se acerca. Sus manos me levantan. Dice que me conoce, que a menudo transita por el camino que va a mi casa en dirección a la montaña. Es guardia forestal. Me propone acompañarle a hacer una ronda, tiene el Jeep a escasos metros. Acepto. Estoy sofocada ¿el vino ó los nervios? A hurtadillas nos miramos. Llegamos al punto más alto desde donde se divisan todos los pueblos de la Comarca. Descubro lugares que ni imaginaba. Hayas de trescientos años, lagunas y cuevas. Estoy entusiasmada y él disfruta con mi entusiasmo. Señala una laguna llamada “El espejo de las hadas”, realmente el lugar parece mágico. Me ofrece una diminuta orquídea que dice solo se encuentra allí. Juega con mis dedos. Nos reflejamos en el agua y sonreímos. Enfrente “La roca de los amantes” nos acercamos a ella y comienza nuestra aventura. Pide permiso para besarme. ¡Cuánto ha tardado! Estaba impaciente. La suavidad de sus labios se extiende por mi cara, mi cuello y sus manos se enredan en mi pelo. Pierdo esa vergüenza que suele envolverme y me decido a tocarlo. Exploramos nuestros cuerpos. La excitación va en aumento. Tumbados sobre la hierba. ¡Dios estoy loca, acabo de conocerlo! Desabrocha mi blusa. Su boca recorre mis pechos, los acaricia. Me estremezco. Y poco a poco vamos descubriendo cada uno de nuestros más íntimos rincones. ¡La pasión nos asalta! ¡Hacemos el amor!
Un claxon nos interrumpe. Me levanto apresurada y mi sorpresa es total. ¡Estoy sentada bajo la sombra del árbol! No hay rastro de él, ni laguna, ni roca. ¿Qué ha pasado con mi amante? ¡Estúpido claxon! ¡No puede haber sido un sueño! Me encamino a casa aturdida. Entro en el dormitorio, me desnudo, me miro al espejo y enganchada en mi pelo la diminuta orquídea que él me ha regalado. Vuelvo a mirar el espejo y ahí está ¡La roca de los amantes! Lo toco, me asusto al ver que mi mano lo atraviesa. Toco otra vez y mis dedos cruzan el cristal, alguien roza mi piel. En el espejo se dibuja una cueva y aparece mi amante. No lo dudo, traspaso la línea entre mi habitación y la cueva. La luna llena tras mi ventana ejerció su magia, iluminó mí presente y abrió una nueva puerta a mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: