Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

La Ofelia de Santa Colomba – por Naroa González Gamazo (Madrid)

Por los antiguos caminos de los valles del Duerna y el Turienzo encontramos los restos de una antigua morada de la que apenas se intuían las paredes por las piedras cuya disposición transversal tenían forma de ángulo.
Estaba nerviosa porque aunque no era la primera vez que le ayudaba en la composición de sus cuadros (naturalezas muertas generalmente) haciéndome con los utensilios de mesa, alguna fruta o algún que otro animal tratado- o sea
muerto pero con aspecto museístico-, si era la primera que posaba para él.
Quería que me “abandonase” como la Ofelia de Hamlet retratada por Millais. ¡Pero estaba muerta! musitaba yo, incapaz de encarnar la tragedia, pero él insistía tanto: brazos abiertos, boca entre abierta, manos expuestas, cuerpo mártir… que acabé sumergiéndome con el único recuerdo que podía representarme en tal estado.
Esa mañana había estado visitándome el médico del pueblo, un joven de palabra técnica pues apenas hablaba, y cuando lo hacía sólo empleaba tecnicismos, cuya apariencia apolínea pasaba por alto cualquier falta de empatía con el paciente. Empezó a auscultarme con tal concentración, que si no fuera por el movimiento de su mano que iba procediendo suavemente moviéndose por las distintas partes de mi pecho, juraría que estaba en otro mundo. Al contacto con la piel sentía un escalofrío que llegado el caso, trataba de disimular, el instrumento colocado debajo, a un lado, a otro costado, apretando, entre el corazón y el camisón de algodón. Entre mi pulso acelerado y su respiración entrecortada aplicando el oído a la pared torácica explorando las cavidades de mi abdomen. El miraba por la ventana ordenándome respirar más fuerte, con una respiración más honda, otra vez, y así, varias veces, sin sospechar que el aire que insuflaba era distinto del exhalado. Mudado a su paso por mi cuerpo erotizado, conteniendo lo que mi piel inevitablemente había transformado sin ocultación posible, abandonada a mi deseo autónomo entreabriendo mis labios en un gesto reflejo de goce, las palmas de las manos
apuntando al cielo dispuestas a recibirlo, los brazos ahuecándose arqueados hacía detrás, los pechos sobresalientes ya, los ojos abiertos en un estado de
duermevela entre su deseo, y el mío.
Ni te muevas dijo entonces, y ya no supe si se traba del doctor o el pintor, porque yo ya era la Ofelia del cuadro cuya tragedia fue la insatisfacción de su deseo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: