Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Julio – por Stauber Hugo Martín (Argentina)

Julio se baja del auto y buscando la mano de su madre se dirigen al baño de la estación de servicio, por instinto Julio no se quiere despegar de la mano de su madre, pero esta lo frena de un tirón y le señala las puertas de los sanitarios que tenían chapas pegadas con las siluetas de un hombre y una mujer. Julio mira a su madre cuando entra al baño de damas y entonces él se dirige al de caballeros.
Con vergüenza pasa presuroso el sector de mingitorios y ve a un muchacho haciendo pis. Entra en el cubículo del inodoro y cierra la puerta. Se sienta para hacer pis y escucha desde fuera –Hola, disculpa pero, ¿estás bien?-
-Sí- dice Julio sonrojado
-Es que me parecía raro verte aquí- dijo el muchacho pegado a la puerta, -yo estoy de paso con mi padre…..es que somos de Armunia y venimos a vender la cosecha- el joven campesino dudó primero, pero luego tomo valor y dijo – ¿si quieres, te puedo llevar a conocer la comarca?-
Julio abrió la puerta del pequeño baño y sonrojado le contesto –Sí, me encantaría-
Julio por primera vez en su vida se sentía libre, sentía que se gustaban con ese muchacho. Le acarició la cara y lo beso. Era la primera vez que besaba a un chico, le temblaron las piernas y las manos y noto que al muchacho le pasaba lo mismo. El tímido primer beso fue el anticipo del choque de lenguas y caricias, sentía Julio que volaba y que finalmente todo tenía sentido. Cuando sintió que la mano del muchacho se acercaba a su entrepierna, gentilmente la detuvo apoyando su mano sobre la de él y separando su cara de la propia, le dijo –me tengo que ir, mis papás me esperan-
Julio salió corriendo hacia el auto acomodándose la falda.
El muchacho campesino sonriendo por esa pequeña aventura le grita desde el pasto – ¿COMO TE LLAMAS?
En ese momento Julio se frena, gira y quitándose el pelo de su rostro contesta
-Me llamo Julia-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: