Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Guerrera con Mascarilla – por Amaparo Sapena García (Madrid)

Me engatusó para escapar el fin de semana juntos, con el coche guiándonos hacia no se sabe dónde. Quién sabe si mañana contraemos el coronavirus y morimos. La vida pasa solo una vez, y el fin de semana juntos podía ser solo uno en la vida.
Después de una copiosa cena y empinar una copa de gin tonic, subimos a la oblicua habitación de la casa rural y me quedé derrotada. Dormité hasta las siete de la mañana.
Ya empujaba el suave viento las puertas del balconcito. Que vistas tan preciosas a la montaña, y el sonido de las hojas de los árboles gimoteando.
Me cubrí con un vestido cómodo verde albahaca, chanclas doradas y la mascarilla quirúrgica, y me bajé a la cafetería a pedir un café. Sin un café por la mañana no soy nadie.
Subí y me salí al pequeño balcón. Dejé el café sobre la mesita de madera y empecé mis ejercicios de yoga. Estaba en la postura del guerrero, relajada sintiendo la naturaleza con los ojos cerrados, inhalando y exhalando con la mascarilla puesta, pero sintiendo el aire puro entrando en los pulmones. Y noté un cosquilleo debajo de mis piernas. Era él acariciando mi muslo derecho y dándome un vergonzoso beso en los labios. Empecé a sudar un poco más. Bajé la mirada y sonreí con los ojos. Mis piernas empezaban a temblar desparramándose. El seguía debajo del guerrero mirando y tocando cada trozo de mi piel. Andaban sus dedos subiendo por mi vientre, mis axilas sudaban y mi pie derecho ya no aguantaba el equilibrio. Dejé caer la planta del pie sobre el suelo y fui inclinando mis rodillas hacia él. Quedó atrapado entre ellas, con una mano subiendo por mi vientre hacia mi cuello y la otra apartando mis cabellos y dejando al descubierto mi cuello.
Incliné la parte superior del cuerpo hacia atrás hasta tocar los dedos de sus pies con mis manos y empecé a mover mis caderas ligeramente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: