Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Frutas Heterolácticas Campechanas – por Jorge Jarillo Bahón (Madrid)

Ha llegado la crisis a mi bolsillo. Y me he mudado al mundo rural. La ciudad es pretérita como los semínolas en Florida. Mi casa es de piedra seca y pizarra. La he construido con mis manitas, un martillo de asiento, una piqueta pequeña y un par de palancas. Las terrazas de mis cultivos están frente a tu casa.
Tengo el estoque armado para entrar a matar. Y tú, llamas a mi puerta pidiendo melocotones de mi huerta. Tú, siempre has sido la vecinita que siempre he deseado, amable y atractiva, pidiendo calabacín curvo, si no directamente, pepino estriado. La palabra sexy se amolda a tu cuerpo como el bastón a la palma de la mano del ciego.
De tus bubitas sobresalen dos agarraderas inmensas acabadas en dos timbres de sonido orgásmico, amor… que reclaman mi atención. Voy con una toalla, metes directamente la mano en el paquete, me agarras el miembro hasta convertirlo en un falo de aspecto rocoso y salvaje, perfecto para la llamada de la selva. Y entonces, se me cae la toalla y me dices sin esperar respuesta porque no es una pregunta: “Y también quiero un plátano, si no te importa… lo cojo”. Entonces, me la machacas, con tu diestra. Estas soberbia, y cuando la tengo paradísima para eyacular, te arrodillas. No hay rezos. Abres la boca ante la fuente de chorro galáctico que tienes en frente de las amígdalas: “El plátano está duro, ¿Y los melocotones?”. Te quito las braguitas, húmedas e incandescentes para envolver dos melocotones.
Al día siguiente llamas a mi puerta y me ofreces tus braguitas: “Te las ganaste. Vengo a testar la dureza del fruto del platanero”. Sin esperar, lo compruebas utilizando la ancestral técnica del endurecimiento por rozamiento directo. Apenas acercas la mano a mi bragueta, y por el poder que Eros te otorga, conviertes la entrepierna en un cuerpo duro y macizo; ipso facto, se convierte en un bulto sospechoso de la dureza del diamante en la escala Mohs. Tu culito roza mi escroto, subes tu vestidito para que la envestida sea limpia y fácil: “Hasta el fondo, quiero alimentarlo de la mejor leche. En el campo te acostumbras a coger lo que deseas”.
Mientras lames, una aterciopelada voz gutural sale de tus lindos labios:

– Oye, Mario, mañana te disfrazas tú de bombero, ¿eh?, que ya tengo las rodillas peladas y un aliento láctico que si voy sin pañuelo me encierra la guardia civil por tráfico de hormonas…

Un comentario sobre “Frutas Heterolácticas Campechanas – por Jorge Jarillo Bahón (Madrid)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: