Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

¡Bienvenido Mr Hércules! – por Marta Redondo Álvarez (León)

Cuando la troupe penetró en la estancia aquella tórrida tarde estival Perpetua supo que no eran de este mundo. Aquel mocetón treintañero con la piel tersa y suave. Hacía mucho que no se veía algo así por la tasca. Al fondo, sentada en una mesa, Purificación tejía una manta para su gata Luisa. A duras penas conseguía mantener los ojos despiertos detrás de las lentes, que invitadas por el sudor se dejaban deslizar por aquella infinita nariz puntiaguda como uno de los alfileres de su costurero. Cuando vio entrar a aquel fornido galán no pudo evitar un respingo ante tamaño goce visual.
.- Usted no es de aquí ¿verdad? Fue la Purificación, recolocándose apresuradamente las lentes, la que se arrancó a hablar. .- ¿Pero no me conocen? Soy Hércules, el nieto de la señora Bernarda, me llamaban culín. .- ¡Caray hijo! ¡pues si que has “cambiao”! Exclamó la tejedora fascinada mirándole con descaro de arriba abajo. .-Y esta quién es ¿tu mujer? Al lado de Hércules caminaba una Barbie de exuberantes encantos en ceñidísimo top luciendo una enorme bandera de barras y estrellas y enfundada en diminutos mini shorts de charol rosa que ensalzaban sus prominentes posaderas. – No. Ella es Geraldine, mi shop asistant. – ¿Tu qué?. exclamó extrañada Perpetua. La conversación se vio interrumpida por el chirrido de la silla de ruedas de Hortensia, la decana de las comadres que se unía a la partida de dominó siempre en último lugar. La vieja miró de arriba abajo, con su único ojo sano, a la extraña pareja deteniéndose con deleite en el varón. . Eras actor¿ no?. La Bernarda nos lo dijo.

  • “Paime” que quiere sonarme este chico….bisbiseaba Hortensia. De pronto su prominente lente gran angular, único ojo sano, se abrió desmesuradamente con deleites de victoria. .- Si. ¡¡Te he visto.!! -exclamo exultante la anciana como resucitada desde su silla de ruedas. Un montón de veces. Coño rapaz tú eres Hércules Cernuda el famoso actor porno. Si ya decía yo que te tenía muy visto….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: