Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Ascensor Entretenido – por Natividad martínez Cabrera (Cuba)

Aleka, así se nombraba una joven mujer que vivía en el único edificio rural de la comarca. Entregaba a los clientes su tarjeta de “Ascensorista complaciente”.
Era muy responsable con su trabajo; tenía apuntados todos sus horarios de atención a la población masculina de donde vivía, donde el ascensor servía para sus encuentros furtivos. Sólo trabajaba las madrugadas de lunes a jueves, cuando los demás habitantes dormían. Los participantes se conocían unos y otros, como también sabían de esos horarios de encuentros con la exuberante joven que les hacía esperar sus turnos, dejándolos apenas sin dormir las madrugadas, cuando desde sus camas en sus hogares, sentían abrirse el ascensor, escuchaban murmullos, ruidos y quejidos; contando los días y las horas que les faltaban para tan entusiasta encuentro. Al principio, las esposas preocupadas por la salud mental de sus maridos les daban tilas, y los mejores tratos y atenciones para relajarlos, pero Aleka, les daba más que eso, incluida la adrenalina por la emoción; pero como la verdad siempre sale a flote, una vecina enfermera lo descubrió cuando regresó de su guardia en el hospital, porque desde el ascensor, sintió ruidos raros y quejidos, y ella por precaución, prefirió subir despacio las escaleras sin hacerse notar. En la mañana lo comentó con el marido, y notó que él evadió la conversación.
Pasó una semana, y la enfermera al regreso del hospital, se encontró en la misma situación con el ascensor varado en el primer piso, y de nuevo tuvo que subir las escaleras. No le comentó nada, pero como ya sabía lo que estaba pasando, se puso en vela, sospechando de los insomnios del marido. Como toda mujer inteligente, buscó, y encontró la tarjetica de “presentación” de la vecinita, y aludiendo a su profesión, citó a cada vecina a una reunión como una tarea imprescindible dirigida por Salud pública; después, con extremo cuidado, todas comprobaron la traición, y llenaron de los bultos de ropa y pertenencias de sus maridos, donde hasta una escalera tuvieron que usar por lo atestado que quedó el ascensor.
_ Bueno, ¿Y la servidora? otros se preguntaban. ¿Esa? La tuvieron que rescatar los bomberos, la policía y la guardia rural. Nunca más supieron de ella.

Un comentario sobre “Ascensor Entretenido – por Natividad martínez Cabrera (Cuba)

  1. Me gustó mucho el relato ganador y los segundo y tercer lugar. Soy cubana. Tengo 70 años de edad. Comencé a escribir después de jubilada. Sobre todo escribo para niños. Mi profesión es actriz. Trabajé por 45 años en el Grupo dramático de Radio 26, emisora provincial de Matanzas. Vivo en Sarriguren, Valle de Egüés desde 2018 cuando quedé viuda y sola, ya que mis hijos viven uno en Alemania y la otra en España. Me dio mucho gusto escribir esta historia: “Ascensor entretenido” para participar en el V CERTAMEN “SEMBRANDO PALABRAS” Muchas gracias y saludos cordiales para usted Paz y los demás.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: