Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Alumbrando Serranillas – por Federico Baena Lorenzo (Lleida)

Me gustaría escribir una sensual serranilla siguiendo la tradición de arrumacos y de flores entre muy cultos pastores que de amores entendieron, practicaron y vivieron con las mejores pastoras. Con esa rural arcilla Teócrito esculpió un mito para la Arcadia. Al parecer era experto en cosas del propio y también del otro sexo ensalzándolo en canciones del género pastoril, de donde vino el decir, al nombrar estos terrenos que eran “locus amoenus”. De eso mismo un tal Virgilio que era un poeta romano, amigo de montar fiestas que llamaban bacanales, con muchas bellas vestales y que luego lo escribió trasplantándolo a los bosques entre mocitas y efebos y otros faunos de por medio con las llamadas Bucólicas y otras églogas que eran en verso y no en prosa pero con sexo y amenas. Nacido ya en otra época el poeta florentino de nombre Alighieri Dante que fue a buscar a Beatriz primero hasta el Purgatorio y después hasta el Infierno, el pobre iba muy salido por los campos de Toscana, de una belleza rural desde luego sin igual. Y no digamos San Juan con sus líricas poéticas, unas liras de altos pertrechos eróticos del amante y del amado entre verduras y prados que decía aquello de “pastores los que fuerdes, allá por las majadas, al otero …” Por imitar a estos sabios en practicar el amor entre amapolas del campo quise seguir a aldeanas por vías del extremeño Calatraveño campestre, que señaló rumoroso un marques de espada alzada, mentado “el de Santillana”. Pero a mí también la moza con eso me salió rana. Luego pretendí aprender del poeta Garcilaso y sus pastores rimados, un Salicio, un Nemoroso y otro que llamaba Albanio pero no entendí el asunto y cambié de mano el cántaro. Todos esos grandes poetas cantaron a lo rural en églogas muy románticas, glosaron a la belleza con versos edulcorados y aliñados con picante ligereza de flora, fauna y sensual Naturaleza. Hicieron al fin lo mismo, un canto al amor carnal con la más sexual pasión en un ambiente rural ideal para gozar. Siempre era para ellos, ella, la mujer, el más hermoso y deseado paraíso terrenal. Los sueños frecuentemente empiezan en lo caliente, entre unas piernas abiertas y acaban con la cabeza puesta en alguna almohada con la propia o con la ajena, con la tímida o la brava o con toda la que quiera ser feliz. Al fin y al cabo, en este huerto tan grande al que llaman género humano, ya sea rural o urbano, hacer el amor proclamo es lo que busca la haba y lo que pretende el nabo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: