Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

SANTA HOLOMBA CON H DE HUMOR por Mari Fe Ramos González

GANADOR

SANTA HOLOMBA, CON H DE HUMOR

La situación es dramática. El pueblo se va quedando vacío, año tras año. Tocan a concejo. En el orden del día solo hay un tema a tratar: ¿Qué podemos hacer para que el pueblo recupere sus raíces y su esplendor?

Antonio toma la palabra:

– Los romanos han dejado su huella en esta zona ¿Y si convertimos el pueblo en una aldea romana?

Silencio. Ni siquiera se vota la propuesta.

– Los arrieros traían y llevaban mercancías –sugiere Tomás-  Podemos reparar un carro para hacer la compra en Astorga y sentirnos arrieros. Vendrá gente de fuera y le ofreceremos una experiencia intensa.  

–  Tan intensa que se nos descongelarán los congelaos, tonto el haba- le dice Petra, con desgana.

El rasta-okupa del pueblo interviene con firmeza:

– Los congelados y los prefabricados son obra del imperialismo actual. Volvamos a comer arenques, como nuestros ancestros. Apoyo la propuesta del compañero.

Más silencio. Tomás, incombustible, interviene de nuevo:

– Podemos poner metro desde santa Colomba a  Foncebadón. El bono- metro puede incluir una indulgencia plenaria para los peregrinos. Sugiero tres estaciones: “El apeadero” en el camping, “Santa Colomba Central” en la plaza y “Pueblocio” en el Juncal.

Se hace un profundo silencio. Un moscardón verde observa los rostros de la gente del pueblo, siente que se masca la tragedia y levanta el vuelo, antes de que alguien lo aplaste de un manotazo. Una abeja que liba apaciblemente en el geranio de la esquina, piensa: Están locos estos maragatos. Mejor me voy al Bierzo.

Y sale zumbando.

Desde el fondo de la sala se oye:

– ¡La madre que lo parió…, qué gilipollez!

Esta vez, el silencio se extiende como una espesa niebla por la sala.

Segismunda, apodada “la mosquita muerta” porque nunca habla en público, propone una idea genial:

– Haremos una carrera de cuadrigas en las eras. Le pediremos prestados los burros a los de Lucillo, que son muy buena gente, y alquilaremos las sillas de ruedas a los de la residencia.

– ¡Me apunto! dice inmediatamente Blasa. Desde hace años mi vida es monótona y aburrida. Ya es hora de que me sienta como Indiana Jones en el pueblo. Mi marido y yo iremos en la misma cuadriga, como hacían el César y la Cleopatra.

Llega el día esperado. Desde la línea de salida, docenas de cuadrigas se lanzan por la pendiente de las eras. Burros y burras bajan a toda velocidad, cual briosos corceles ataviados para la ocasión. De repente, una piedra del camino hace que Blasa salga por los aires y caiga sobre unos matojos.

– Tengo el chichi lleno de ortigas y cardos- acierta a decir a su marido cuando acude  a auxiliarle.

– Total, pa lo que nos servía –le responde él.

– No lo desprecies, que se lo doy a otro; mira que te vengo avisando desde hace tiempo.

La carrera es todo un éxito. Ha venido gente de todo el mundo y en las eras no cabe ni un alfiler. El alcalde nombra a Segismunda miembro honorario del Equipo de Animación Turística de la Maragatería. Ella acepta encantada. En tono confidencial, le pregunta a la buena mujer:

– Mosquita muerta, estás sembrada. ¿Qué te ha hecho cambiar? – El médico me recetó un jarabe pal estreñimiento, pero desde hace días le doy el cambiazo a mi marido. Se lo echo en un vasito, después de comer, como si fuera un chupito, y yo me bebo su orujo de hierbas. Desde entonces no he ido a cagar ¡pero me se ha espabilao la autoestima!                                                                                                                                                         

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: