Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Mi Gatita Cati – por María Teresa Martínez Sillero (Tarragona)

Iba con un taxi camino del aeropuerto de Berlín, cuando el taxista me dijo que todos los trabajadores del aeropuerto de Berlín no sabían hablar el alemán.

Cuando llegué al aeropuerto estaba sedienta y pedí con señas una botella de agua fría. Había una especie de tonel lleno de botellas de plástico de agua fría, iba a coger una de allí cuando oí una voz, me giré y detrás de la barra del bar estaba una señora con una botella de plástico de agua fría. La cogí y la bebí de inmediato que casi me ahogo, no había tomado agua desde que me había despertado a las 05:00 horas de la mañana.

Pedí otra botella de agua, la señora se sorprendió, hacía solo unos segundos que me había dado una para beber y me dijo ¿quiere otra? Yo asentí. Me dio otra, pero no me la bebí en seguida, me senté en una mesa larga que no había nadie más y allí me quedé hasta que me levanté para ir a ver la pantalla para informarme de la puerta de embarque de mi avión a Barcelona.

Iba andando i bebiendo la botella de agua fresca i pensaba en mi gatita, Caty, porque le había dejado en una guardería a las afueras de Amposta, a diez kilómetros de Sant Carles de la Ràpita, el pueblo donde resido. No tenía que estar intranquila por Caty, Antonio, el dueño de la guardería era también educador. Su padre fue veterinario y ahora su hermana era veterinaria i tenía su clínica en Tortosa a veinte kilómetros de Amposta. Si algo le pasaba a mi gatita, Antonio, llamaría a su hermana y ella urgentemente iría a Amposta donde se encuentra la guardería y es dónde está mi gatita, mi querida Caty, la observaría i le daría la medicación adecuada a su enfermedad.

Mi viaje a Polonia, dónde visité Varsovia, Cracovia i las Minas de Sal que están muy cerca de Cracovia, pero tenía diferente guía. Tuve suerte de saber inglés porque para todo lo que recorrí en Polonia tuve solo para mí un guía. Me vino uno a buscar en el hotel y en la estación de tren había otro, que hicimos el viaje juntos hasta Cracovia, donde nos esperaba otra guía, que era muy simpática y se le notaba que era de Cracovia porque conocía su historia perfectamente. Cracovia fue hace unos siglos la capital de Polonia. Pienso que es mucho más bonita que Varsovia. Yo a todos los guías que tuve, les dije que, en Catalunya, en tv3 hacían un programa de humor hablando de los políticos que se llamaba Polonia y otro que era la mayoría para los jugadores del Barça que se llamaba Cracovia.

Vi el guía que me acompañaba en el viaje en tren desde Cracovia a Varsovia que había comprado unas revistas, eran de política y se lo pregunté y me lo confirmó. Le dije que, si había partidos de derechas, centro e izquierdas y el asintió con la cabeza, le comenté si tenían un partido político “Verdes” como en Alemania, que en una época tenían mucho poder y me dijo que no. Y para defender a los animales tenéis partido político y negó con la cabeza. Jo le dije que tenemos un partido político que defiende a los animales y que es el que yo voto y lo hago por mi gatita, para que esté siempre muy bien defendida. Finalmente, le pregunté si había un partido comunista y casi me mata. No quieren saber nada del comunismo.

Antonio cada día me mandaba un whatsaaP donde salía mi gatita, Caty, bañándose en la piscina, pequeñita como ella, jugando con otros gatitos y hasta con los perritos, cosa que las personas casi no lo hacemos porque estamos como el perro y el gato.

Llegué al control de equipaje de mano, los bolsos que llevaba pasaron sin ningún problema. Cuando yo atravesé la puerta oímos unos pitidos y estaba una policía, por supuesto alemana, con el aparato que llevan para comprobar si llevas algo sospechoso y me preguntó “¿Sprechen Sie Deutsch?” “¿Habla usted alemán? Jo le dije “Ja, Ich spreche Deutsch und Sie? „¿Sí, hablo alemán y usted? Y me contesta „Ja, ich spreche Deutsch” “Sí, hablo alemán” y yo pienso en el taxista y digo en alemán “Que raro me acaban de decir que ningún empleado del aeropuerto de Berlín habla alemán. “Das ist eine Überraschung für mich” “Esto es una sorpresa para mí, ya que me habían dicho lo contrario.

Ella con aire enfadado me dice en inglés “Raise the arms” “Levante los brazos”. Me pasó su máquina por todo mi cuerpo i piernas. Left foot” “Pie izquierdo” pasó su máquina, nada, ningún pitido. “Right foot” “Pie derecho” lo mismo, ningún pitido.

En el avión, pasaron los auxiliares de vuelo i preguntaron en inglés si queríamos tomar algo, alguien preguntó si era gratis como hace años, pero le contestaron que era todo de pago. ¿Llegó mi turno y me preguntaron “Coffee?” yo contesto “No, que lleva cafeína. ¿Tea? No, que no me deja dormir en toda la noche, tengo insomnio crónico. ¿Y me dicen “Then, what do you want?” “Luego, que es lo que quiere”. Echo una ojeada al carro y veo “Fanta limón” y la pido, me dan un vaso y me la ponen, bebo y está muy caliente. Digo “It is very hot” “Está muy caliente”. Me contestan “Le hace falta hielo” y yo les pregunto “¿How much it cost” “Cuánto cuesta”, me contestan “Nothing, it is free” “Nada es gratis” i yo les digo pues póngame mucho hielo y en seguida me ponen mucho hielo, más de lo que he pedido yo, entonces bebo mi fanta de limón esperando llegar a Barcelona e ir a Amposta a buscar mi gatita “Caty”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: