Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

HUMORES por David González Hinojo (Madrid)

Lo que te voy a contar es breva. Que tú me dirás “querrás decir breve”. Y yo te diré que no. Breve no. Breva. Porque, ¿tú has oído el dicho “de higos a brevas”? Que no tienes por qué haberlo oído. Porque los dichos se dicen, no se oyen. Pero bueno, quién sabe. Pues eso. Que lo que te voy a contar es raro. Raro de cojones. Pero es que además de raro, es de esas cosas que son ya lo último que piensas que pueda ocurrir. Vamos, una breva breva. ¿No dicen que “lo bueno, si breva, dos veces breva”?. Pues esto es dos veces breva. Y lo que pasa es que yo me levanto todas las mañanas. Que tú dirás “pues vaya cosa, como todo hijo de vecino”. Y yo te diré que tú puedes decir lo que quieras,
que faltaría más, que a fin de cuentas cada uno habla según el humor del que se levanta.
Y ahí está el quid de la cuestión. En equilibrar los humores con los que se levanta cada uno. Que cada uno tiene los suyos y sus equilibrios. Oye, que esto no lo digo yo. Ya lo dijo Hipócrates. No sé si sabes lo que te digo. Hipócrates no es esa gente que piensa una cosa y te dice la contraria. No es eso. A ver, es verdad que no es un nombre que se oiga mucho hoy en día, pero Hipócrates es el nombre de un médico griego. De los griegos de antes, digo. Como los yogures, pero más antiguo y en médico. Que tú ahora tienes una niña y la llamas Lorelei y todos tan contentos. Pues en aquel entonces, llamaban Hipócrates a un niño y lo mismo. Qué se yo. A mi también se me hace raro llamar Hipócrates a un bebé. Pero a este hombre le llamaron así. Y así se quedó. Porque
entonces no era como ahora. Eso de cojo, me voy al registro civil y me cambio el nombre y ya está. No. Hipócrates le bautizaron e Hipócrates se murió. Le bautizaron o lo que sea. Que yo te estoy hablando de antes de lo de Jesús y su primo en el Jordán.
Esa gente no sé cómo lo haría. Tendré que preguntarlo en google. Oráculo dirían los griegos. Pero, claro, hablar de culos no está bien visto. Así que, mejor decirlo en inglés.
¿Cómo lo ves? Pues así es. El caso es le bautizaron o lo que estuviera de moda entonces, creció, aguantó las bromas que tuviera que aguantar en el colegio… que no sé si le harían muchas bromas, porque si te llamas Anaxágoras o Eratóstenes, bastante tienes con lo tuyo como para reírte de Hipócrates. O si te llamas Mirón. Que ya hay que tener mala baba para ponerle Mirón a tu hijo. Pero bueno. A lo que iba. Que el hombre
creció y estudió medicina y se hizo un nombre. Hipócrates, ya te digo. Y ahí es cuando

dijo lo de que todos tenemos cuatro humores por dentro, fluyendo de aquí para allá. Y en cada uno de nosotros según nuestra propia proporción. Y que lo sano es equilibrarlos. Y ahí es donde consigues tener buen humor o mal humor, según la clase de equilibrista que seas con los humores. Esto que te cuento es sabiduría clásica de toda la vida. Así que yo, que siempre he sido muy clásico, me levanto por las mañanas y
equilibro mis humores. Que tú me dirás “¿y eso cómo se hace?” Y yo te diré que lo que pasa es que tú hablas demasiado. Que no haces más que interrumpir y así no hay manera de contar nada. Desequilibras el humor de cualquiera. Vamos, que estoy por sonarme los mocos ahora mismo. Porque de eso se trata. Vamos a ver. Tú, cuando te levantas por la mañana, ¿qué es lo primero que haces? Aparte de eso. Que también. Y también
ayuda, no te digo yo que no. Bueno, pues yo me sueno los mocos. No sonar por sonar. Eso no tiene mérito. Yo estoy hablando de un sonar preciso, medido, exacto.
Lógicamente, se necesita práctica y entrenamiento para adquirir una técnica minuciosa. Yo llevo meses afinando el proceso. Y no digo afinar en el sentido musical. Cierto es
que el tono al sonarse también tiene su influencia en el resultado final. Pero es más una cuestión de calibrar cantidades y densidades. Y yo lo he conseguido. Esta mañana ha
sucedido. Cuando he procedido a la extracción del moco definitivo, he sentido cómo todos mis humores se equilibraban de un modo perfecto. Y mi humor ha cambiado. Se ha vuelto jovial e incluso jocoso. Como lo oyes. Tanto es así que, de repente, se me ha aparecido un chiste. Qué digo un chiste. Dos. Tal cual. ¿A quién se le ocurre un chiste nada más levantarse por la mañana? Nadie que no tenga el equilibrio humorístico
perfecto. Es así. No hay más. Escucha: “Mamá, mamá, en el colegio me llaman vidente” “Niño, guarda ya la güija y deja a tu madre que descanse en paz”. Y este otro: “Mamá, mamá, en el colegio me llaman vidente” “¿Quién te llama vidente?” “Mardelino, Dedilia y toda la clase de diendias”. Tronchante. Me parto, me mondo y me pelo como un caramelo. ¿Cómo te quedas? No irás a decirme que no tiene gracia. No me seas sieso.
¿Sabes qué te digo? Que te suenes los mocos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: