Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

¡ERA OTRA! por José Reinaldo Pol García (Lugo)

       Ricardo  no  tenía  compañera,  era bastante  tímido   y  no  se  decidía a   buscar  una  relación  sentimental.  Varias  veces   al  día  llamaban  a  su  teléfono   mujeres, pero con fines bien diferentes  a  desear una relación de ese tipo.  Se dirigían  a  él  como  si  lo conocieran  de  siempre, con mucho agrado y simpatía; venían  a  ofrecerle  ofertas, megas y  otros  temas, los propios  de  compañías  telefónicas,  para  conseguir   que   se  abonara  a  una  determinada  empresa   de  este tipo.

 Estaba   tan  cansado   que , al  oír  por  el  auricular   una  voz  femenina,  ipso  facto  cortaba la comunicación.  No  daba  opción  a  explicación  alguna.

Un  día  un  amigo  le dijo:

–  “¿ Qué , no  te  gusta   Puri?”

Él  puso  cara  de  asombro  y  el   otro  le  sigue  diciendo:

–   “   Sí,  me  ha dicho  que  ya  no  te  llama  más.  Lo  hizo  varias  veces  seguidas   y  la  trataste  de  muy  mala  manera”

 Echó  las  manos  a  la  cabeza   intentando  tirarse  de  los  pelos, pero ya ni eso tenía  y, colérico gritaba:

-“ ¡No  eran  las  mismas. Era  otra!”.

El  amigo   marchó  pensando que  estaba Ricardo  muy  liado  en  asunto  de  faldas. Engañado  sintió  estar él que  creía que  no  se comía una rosca  y resulta  que  estaba ante  un ligón   de tomo y lomo pero,  nosotros , guardamos el secreto  `pues sabemos  que  Ricardo   perdió  a  aquella  mujer   por creer   que  todas  las  que  le  llamaban  eran  iguales, es  decir representantes  de  compañías  telefónicas,  pero, amigo  Ricardo,  ni todas tienen  ni son de la misma línea   y así  él quedó sin cobertura  sentimental  porque  esa, buen hombre…¡ Era  otra!. 

    Recuerde el lector  que  no  siempre  todos  los cantos  son  de  sirenas  embaucadoras  y  si  de  voces   de   sincero  amor.

    Nunca  hagamos como Ricardo  quien,  creyendo que eran todas iguales,  dejó  marchar la  que  resultaría  muy   especial   y diferente,  la que seguro sería   su línea fija y  la compañía   de la que solo se daría de baja  en el fin de su vida .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: