Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

DEDO TIESO – por Federico Baena Lorenzo (Lleida)

Si José María vivió tantos años con el dedo índice más rígido, firme y tieso que la mojama no fue por flaqueza ni por capricho de lechuguino mimado. No fue por llamar la atención de nada ni de nadie. Siempre juró que no albergaba la intención de señalar a nadie, ni sus virtudes ni sus defectos. Se sabe que nunca tuvo inquietudes de dirigente ni de descubridor de las Indias y que nunca mostró la más ligera intención de indicador de direcciones ni de señal de tránsito. Tampoco era su objetivo expulsar de su presencia en cualquier momento a semejante alguno.

Parece ser que José María vivió toda su vida con el índice en su máxima extensión y rigidez por causas ajenas a su voluntad. Una voluntad, todo hay que decirlo, ardua, rígida, firme y elaborada como su dedo. Hasta tal punto había trabajado su voluntad que decían de él sus mentores y instructores docentes que fue un hombre de mucho fundamento y que se hizo de mucha valía y a sí mismo. Exceptuando, claro está, su dedo índice.

José María supo encontrar en su mal llamado defecto amplias y útiles ventajas; entre ellas lo práctico que resultaba su dedo para buscar palabras en diccionarios y términos enciclopédicos en las páginas de consulta o en los índices y glosarios. También en los tiempos en que las búsquedas en el listín telefónico eran tan útiles a la memoria. Y hablando de teléfono, para marcar teclas y teclados su dedo era un adminículo preciso y práctico.

En un plano más personal constituía un delicado instrumento de higiene nasal o auditiva. Como anécdota personal nos parece de interés citar sus vicisitudes en las oficinas de expedición de DNI donde le pidieron que dejara el dedo muerto. Él lo dejo tieso, claro. Después de las recriminaciones oportunas del funcionario correspondiente, tuvo que explicar que en su acto no debía apreciarse alevosía ni intencionalidad. Arguyó en su defensa malformación congénita de su dedo. Peculiaridad anatómica que coartaba su libertad y le obligaba a actuar de modo distinto a sus congéneres en el acto de dejarlo como le pedían. En consecuencia debía considerarse la posibilidad de que su huella digital se marcara con el dedo tieso y no con el dedo muerto. Así se hizo.

Como mención final a esta escueta biografía de José María se sabe que escribió siempre en sus teclados con todos los dedos de una mano y con el índice de la otra. Nos parece también remarcable e indicativo que en el conservatorio no le dejaron estudiar piano y que tuvo que conformarse con la flauta travesera.

Por desgracia, hemos sabido que nos ha dejado recientemente, a nosotros y a su señora esposa que dice que echará muy de menos sus rigideces. Tras nuestra visita al tanatorio podemos certificar que Don José María murió con el dedo tieso.

2 comentarios sobre “DEDO TIESO – por Federico Baena Lorenzo (Lleida)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: