Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

“DE DONDE SE CUENTAN LOS RAZONAMIENTOS DEL FAMOSO CABALLERO D. QUIJOTE Y SU ESCUDERO SANCHO AL PASAR POR SANTA COLOMBA DE SOMOZA” – por Fabriciano Amor Martín

No visitó, amigo Sancho estos lugares nuestro autor,

pues aquí no son de caballeros las hazañas, sino de trajineros y arrieros que,

con sus acémilas cargadas con ricos salazones y embutidos,

el buche de los lugareños aplacaban.

Ya sabes, mi fiel Sancho,

que a estas gentes maragatos les llaman,

 que, no sé si han de ser de alguna Orden y, cual nosotros, los caminos resguardan.

Sus casas son de piedra, muy bien “fechas”,

que en Astorga con arrogancia menoscaban,

pues se hicieron construir a su Arzobispo un palacio por un arquitecto de gran fama.

Pero…, lleguémonos a su botica,

que el bálsamo de Fierabrás seguro guardan,

y quisiera llenar las tus alforjas de tan preciado bien…, por si hace falta,

antes de que, en los venideros siglos,

en algún voraz incendio quizás arda.

Y, mi fiel escudero, ten cuidado al vadear el Turienzo, ese gran río,

pues nuestras cabalgaduras bien pudieran cometer algún irreparable desatino.

Se cuenta que ha mucho tiempo

un famoso sucedido aconteció a un arriero en la ribera del río;

por aplacar los calores en sus aguas se ha metido,

y, mientras se refrescaba, sus ropas alguien ha visto,

y, echando veloz carrera, allí le dejó bien limpio;

subiose presto a su mula, y, al pasar por la otra orilla,

las lavanderas le han visto sus rechonchas posaderas

y… algún otro participio.

Para que veas buen Sancho que los refranes son listos

“nadar y guardar la ropa” es asunto bien sabido

Y busquemos, ya puestos, esas minas que,

relatan por aquí cerca menudean,

del precioso metal que a nuestras armas

del brillo aurífero con fulgor recrean.

Más creo que por aquí también transcurre el famoso Camino de Santiago,

que peregrinos transitan a diario

y debemos proteger de los malvados.

Acerquémonos también a ese gran lago que llaman por aquí Laguna Cernea.

¡Cuidad señor, que aquí una enamorada dama a un caballero conquistó con raras artes

y pudieseis ser Vos en esta hora que a sus encantos sucumbieseis

y a Doña Dulcinea abandonaseis!

¡Calla rufián!, ¡no mientes a la simpar señora!

Más, dejemos nuestras cuitas por ahora

y retirémonos a descansar los pobres huesos

a ese palacio que divisamos allá lejos.

Casa Colomba dicen que se llama,

que, algún duque o marqués allí se asienta

y nos recibirá, ya que su fama

con nuestra sola presencia se acrecienta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: