Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Curriculum Vitae Jocosum – por Eduardo González García (Sta. Cruz de Tenerife)

ASLAN RAMPANTE DE PURPURA                                                                                Calle Libertad s/n. Leteónte – España

Objetivo

Ganar el IV Certamen de Relato Corto Sembrando Palabras, convocado por Proyecto Literario de Santa Colomba de Somoza.

Logros profesionales

Ninguno, de momento. Espero empezar a recoger frutos. No, es mentira, por dos años consecutivos, en las carreras de sacos de las fiestas del pueblo, fui finalista. ¡Vamos, que llegue al final! Aun así, me dieron mazapán.

Experiencia

Para regalar. No entro en detalles, ya que no puedo excederme de dos folios. No soy nada pedante, alguna que otra vez,  gases, pero… pedante, pedante. Nunca en público.

Formación

C.C.C. (Come y Calla, Canalla) Curso intensivo, para lograr que un plato de verduras, parezca verblandas. O, como hacer puré en dos pasos.

Curso de Decoración. ¿Conocéis la Antigua Farmacia? Pues… el que está al lado, el Bar Baridad, lo pinté yo.

Con el curso de Protocolo y Buenas Maneras, estuve de becario en la Policía Científica. Cuando aparecía un cadáver, era el encargo de comunicárselo a los familiares. ¿Son ustedes los padres de Fulanito de Tal? Pues a partir de ya, NO.

A la vez, realice el de Forense y Asesino en Serie. Más que nada, por ahorrar en material, ya que, con los muertos del curso de asesino, realizaba las correspondientes practicas de autopsias en el de forense.

Metido en materia, también lleve a cabo el de Descuartizador.

Al finalizar el curso de Optimizar Recursos y teniendo ya el de Asesino en Serie, ejecute, no podría ser de otra manera, el de Manipulador de Alimentos.

Con todos ellos en conjunto y aprovechando la cantidad de “material” del que disponía y de las muchas técnicas culinarias, que uno aprende del programa Máster Chef,  monté una fábrica de hamburguesas, codillos, perritos calientes y salchichas de veinte cm.     Lo que me valió el reconocimiento del Gobierno Central y a su vez el de la Junta, como el mejor emprendedor del año.

De siempre me gusto, Detective o perro policía, que decían mis amigos. Fue con lo que comencé mi vida laboral.                                                                                                Los principios no fueron buenos y gracias a mis progenitores, salí adelante. Mi madre, me contrato para investigar a mi padre. Según ella, la engañaba diciendo que iba al bar a jugar a las cartas.                                                                                                     Después de varios meses de seguimiento exhaustivo, cientos de fotos y reveladores audios, con tremendo malestar, tuve que contárselo a mi madre.                 

¡Efectivamente! Mi padre no iba al bar a jugar a las cartas, mi padre iba a jugar al domino    

En mi afán de seguir aprendiendo y a través de diversos convenios europeos, me fui a Suecia de Erasmus. Erasmus, unos 5 0 6. Perdón… perdón, cinco o seis.                             Con el grupo de cursos realizados en IKEA, obtuve una beca y una silla, modelo Strujen, que yo mismo tuve que montar. Todo esto, sin abrir la boca, pues era de largo, el que mejor se hacia el sueco.

De mi paso por Ámsterdam, no guardo muchos recuerdos y de las pocas veces que los tengo,  son borrosos y se me desencaja la mandíbula de reírme toda la tarde de mi propia sombra. Otras veces, son dolorosos, ya que, uno de mis mejores amigos, fue atropellado por un tranvía, mientras intentaba leer entre líneas.

Ahora, estoy inmerso en demostrar, que Isaac Newton, al que se le atribuye, no sé qué ley sobre la gravedad, no fue su descubridor.                                                       Valiéndome de mis múltiples estudios, un poco de lógica y el tan poco utilizado sentido común, puedo decir y digo, que el verdadero y genuino descubridor de la gravedad, fue y es, Guillermo Tell y la manzana.  

En la mente de Guillermo, parco en palabras, sobrevoló la posibilidad de fallar el tiro.  Y ese, ese fue su gran momento, que le llevó a pensar en la gravedad de darle a su hijo.    

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- Urdidora de versos

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: