Escucha aquí el poema

Discurso de la maestra

Quise ser maestra creyendo en la cultura,

alimentar las mentes y enseñar justicia

de esa que no tiene fronteras

y que sabe a verdad sin censura.

Pues si ya todo es cárcel

sin necesidad de imponer barrotes

que sean las palabras la vacuna

que a la mansa ignorancia derrote.

Me afané en que la libertad, no ignoren

compartiendo la cosecha de mi pluma

pues lo que se acapara nunca resulta bastante

y ni huella deja, o añoranza alguna.

Y por más que procuré

no valieron tanto mis letras y razones

como lo que los niños y sus visiones

me enseñaron con su dulzura.

Quise ser maestra y compartir,

Contagiar el deseo de conocer

como una madre, con su encanto y sus reproches

y lograr hacer de los niños mejores hombres.

Que, siendo la guerra, guerra

no solo se propagaba en el frente

además, anidaba en los corazones

y las cabezas, y las casas de la gente.

Que si ya todo es cárcel

no serán necesarios los barrotes

pues sin abrir los ojos y educar

el poder someterá a su yugo los valores.

El homenaje de las escritoras leonesas a escritoras invisibilizadas está comisariado año tras año por Mercedes G. Rojo

Libro al que pertenece el poema
Discurso de la maestra

Puedes conocer a Josefina Aldecoa a través de este enlace