Reseña de Radio Libertad fm https://libertadfm.es/2020/09/09/hoy-puede-gran-dia/

(Escrita en 1962 y publicada póstumamente en 1980) Premio Putlizer 1981.

Hoy os traigo una novela divertida, disparatada y muy ácida a la vez con un protagonista con el que no puedes parar de reír a pesar de ser en extremo desagradable. Una novela que recomiendo porque necesitamos reírnos y también porque más allá de las y absurdas anécdotas que el protagonista va generando, la novela trasciende hasta convertirse, en un despiadado y oportuno retrato, de todos los  tiempos, del género humano y sus miserias. La obra acierta con una dura crítica a la sociedad en la que vivimos: egoísta y, cruel.  Es un alegato desquiciado contra una sociedad desquiciada que logra a través del humor del absurdo y las escenas surrealistas la carcajada.  Con esta novela te puedes reír, como digo, a carcajadas, pero también sentir cierta tristeza ante la cantidad de sucesos y personajes que conectan con lo absurdo del mundo en el que vivimos.

En cuanto a la sinopsis la novela está repleta de personajes estrambóticos que vamos descubriendo a través de su personaje principal Ignatius J. Reilly, el hijo único de una viuda de clase media que ha invertido todos sus ahorros en que el chico vaya a la universidad, pero el resultado no es el esperado, ya que el protagonista, una vez terminados sus estudios, solo dedica su tiempo a escribir encerrado en su cuarto, en cuadernos escolares, la que será su gran obra maestra donde sueña plasmar el modo en que recuperar la moral y la decencia  con un modo de vida casi medieval. Se dedica a engullir sin control comida basura y, a esquivar la posibilidad del mayor ultraje que le pueda ocurrir: TRABAJAR. Sin embargo, la suerte no le acompaña en sus propósitos y se ve empujado a formar parte de ese mundo capitalista para pagar una deuda que genera su, no menos, estrambótica madre. Su actividad laboral y vital es el hilo que une y da sentido a toda la obra y lo que permite conocer a otros personajes, igual de extravagantes y entrañables que el protagonista.

CURIOSIDADES

Se ha comentado que la novela esconde una gran parte de la biografía del autor, ya que refleja una parte de sus vivencias. Toole trabajó en una fábrica de ropa mientras estudiaba, conoció bien el barrio Francés de Nueva Orleans, en el que alguna vez ayudó a un amigo a vender comida en un puesto ambulante, y donde también vivió con su madre mucho tiempo incluso después de haber acabado la Universidad. Además, el protagonista, Ignatius, escribía sin parar con la esperanza de crear una obra maestra que cambiase la realidad (como hacía el autor: escribir novelas). Por todo ello, no es difícil pensar que Ignatius J. Reilly era una caricatura del propio autor.

Aunque en un principio se creyó que esta era su única obra se ha provado después de un largo enredo legal que el autor tenía otra novela inédita, publicada hace relativamente poco tiempo, que escribió con tan solo 18 años.

JOHN KENNEDY TOOLE llevó la conjura de los necios a varias editoriales que la rechazaron. El escritor cayó en una depresión que terminó en suicidio y su madre siguió luchando para que la obra fuera publicada. Lo consiguió casi veinte años mas tarde, con un rotundo éxito que le llevó a recibir el premio Putlizer.

Sigue nuestras reseñas semanales todos los miércoles a partir de las 10,30 en Hoy puede ser un gran día, Radio Libertad fm